Constan, antigua trabajadora en distintos negocios de Zorrozaurre, nos cuenta su historia, lo que recuerda del barrio, y como cogía una barquita para pasar al otro lado del rio, el transporte público en aquel entonces estaba lleno de gente que venía a la Ribera, con colas para subir al barco o con restaurantes llenos de gente.

Comentarios 0


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *